Donde la oferta me lleve

2 días en Port Aventura celebrando su 20 aniversario

Antes de nuestra escapada a El Algarve, ya habíamos aprovechado la oferta de pago con tarjeta Maestro en rumbo.es para hacer una escapada a Port Aventura, aprovechando también las ofertas especiales por su 20º aniversario.

El Shambhala y el Dragon Khan, prácticamente entrelazados, en Port Aventura

Planificación de la escapada (del 30/05 al 1/06 de 2015)

Por la disponibilidad de días y por las conexiones, volamos desde Palma a Barcelona en lugar de volar a Reus, que está más cerca de Salou y del parque. El vuelo (ida y vuelta) nos costó 2,36€ por persona.

Pensamos que el mejor modo de llegar a Port Aventura sería con coche de alquiler, aunque a posteriori quizá recomendaríamos más tomar el tren en Barcelona ya que el parque cuenta con una parada propia, que forma parte de la línea R-16 de Rodalies operada por Renfe (horarios). En todo caso, el alquiler del coche (3 días) con AVIS, nos costó 44€ en total, de los que recuperamos 6,93€ de cashback al reservar en Logitravel mediante Beruby.

A veces nos permitimos pequeños lujos, como este deportivo, un Fiat Panda…

Si se alquila coche, como hicimos nosotros, hay que tener en cuenta que Salou es zona de fiesta nocturna y no hay un sitio donde aparcar el coche, y aunque lo hubiera tampoco sería muy seguro, pues cualquier borracho podría destrozarlo y estropearos el resto del viaje, así que mejor asegurarse que el hotel dispone de aparcamiento.

Otro aspecto que hay que tener en cuenta al desplazarse al parque con coche son los peajes (nosotros tenemos que reconocer que no lo hicimos…). El trayecto de ida lo hicimos sin evitar peajes y la broma nos salió por unos 15€; la verdad es que siempre habíamos oído hablar de lo sangrantes que son los peajes en Cataluña pero nunca los habíamos sufrido tanto en nuestras carnes. El trayecto de vuelta, al contrario, lo hicimos evitando los peajes… y la verdad, no sabemos qué es peor, ya que tardamos casi una hora más que en la ida y las carreteras por las que circulamos o bien estaban muy congestionadas o bien presentaban un trazado complicado. Imagino que lo ideal es encontrar el modo de evitar el mayor número de peajes utilizando buenas carreteras.

Para alojarnos, reservamos dos noches en Marinada Apartamentos, el cual tiene la recepción justo delante, en Marinada Hotel, donde al realizar el check in hay que realizar un depósito de 75€ (si es con tarjeta te apuntan el número en un papel y al hacer el check out te lo devuelven, tal vez no sea la forma más segura si hubiera algún empleado con malas intenciones ¬_¬). Por lo demás el personal es muy amable, llegamos a las 2 de la mañana de Port Aventura (era noche blanca, como comentaremos posteriormente) y nos dieron una plaza de aparcamiento sin problemas, facilitándonos todo lo que necesitamos. Eso sí -no todo puede ser perfecto- el aparcamiento era de pago (8€ el día), pero como hemos comentado anteriormente, nos parece muy conveniente.

Nuestra habitación en Marinada Apartamentos

La habitación consta de dos camas, un poco incómodas pero decentes para dormir, microondas, cocina eléctrica, utensilios de cocina y fregadero. Además tiene un balcón muy cuco con mesa y sillas donde poder desayunar. Nos costó 37€ la habitación doble con baño, y además pudimos recuperar 10,8€ de cashback al reservar con Atrapalo mediante Beruby; es decir, la noche nos salió 15,8€ por persona, un muy buen precio.

La habitación disponía de una pequeña cocina

En los alrededores del hotel hay multitud de restaurantes y supermercados para todos los gustos, y se puede ir perfectamente andando al parque, tardábamos entre 20 y 30 minutos en llegar. Para ir con coche hay que dar algo más de vuelta, y realmente parece que está más lejos de lo que está, así que recomendamos ir andando, siempre comprobándolo primero en Google Maps, no sea que vuestro hotel se encuentro un tanto alejado de la zona más turística donde nos alojamos. Además, así os ahorráis los 9€ que cuesta dejar el coche en el aparcamiento de Port Aventura, aunque también se puede intentar aparcar gratis en las cercanías del parque si llegáis pronto.

A la hora de comprar entradas hay que tener en cuenta que la de dos días sale mucho más a cuenta, casi un 2×1. Así, compramos dos entradas de dos días por un total de 112€. Por cierto, por si a alguien le interesa, se puede salir del parque y volver a entrar, siempre que te pongan el sello. Para intentar beneficiarnos también de una devolución de dinero por compra, las reservamos en Logitravel; Beruby inicialmente nos asignó 5,4€ de cashback aunque posteriormente se anuló. Hemos reclamado y nos han asignado 3,7€ pero aún estamos a la espera de la confirmación. Como veis, no siempre la experiencia de las compras con devolución es completamente satisfactoria, pero no se pierde nada por intentarlo.

También hay que decir que si no os interesa comprar entradas para dos días, salen promociones bastante frecuentemente con la que se consiguen 2×1 en entradas o importantes descuentos. Por ejemplo, con Chupa-Chups, McDonalds, Renfe, RACC, etc.; hay que estar atentos y aprovecharlas.

Preparando la visita al parque leímos que cerca de la entrada puedes encontrar gente que te vende tanto descuentos para las entradas como pases exprés a un precio menor del oficial, pero sinceramente desconocemos si es una opción recomendable o puede traer problemas.

 

Atracciones y espectáculos – El Shambala, la atracción estrella de Port Aventura

De las atracciones de Port Aventura poco podemos decir que la mayoría no sepáis ya. Nosotros destacaríamos Shambhala: Expedición al Himalaya, una de las últimas en abrir, que impone muchísimo (se encuentra justo detrás del Dragon Khan y prácticamente le dobla en altura). Realmente os recomendamos que subáis, si bien es cierto que la altura y, sobretodo, la (aparente) poca sujeción, impresionan muchísimo, también es cierto que al acabar reconoceréis que no es para tanto y que realmente es únicamente su altura la que nos hace tenerle un respeto en parte infundado.

La máxima inclinación del Shambhala… ¡impresiona!

Otra de las atracciones estrella es el Furius Baco, que a mi personalmente me encantó, coge una gran velocidad en muy poco tiempo, dejándote pegada al asiento, pero al no tener mucha altura a mi no me daba tanto respeto. Pere no opina lo mismo, y la verdad es que esta atracción le desagradó (aunque en la siguiente foto parece que ni siquiera notó la enorme aceleración de Furios Baco ^_^).

Momento de máxima aceleración del Furius Baco

Disfrutamos mucho del resto de atracciones y espectáculos, por ejemplo:

  • El clásico Dragon Khan, en el que disfrutar de innumerables loopings y sufrir algo de mareo.
  • Las atracciones acuáticas (especialmente Angkor: Aventura en el Reino Perdido y Tutuki Splash), que aunque no son muy espectaculares son increíblemente divertidas.

     

  • El Hurakan Cóndor, que no es más que una torre de caída libre, a la cual no subimos porque yo hace unos años dije “una y no más Santo Tomás”, aunque para gustos colores ^_^.
  • Sesamo Aventura, la zona de atracciones infantiles para los que vayan con niños, aunque nos llamó mucho la atención que parece que todo se desarrolla en cámara lenta (o efecto bala de matrix), por ejemplo en la caída libre infantil subía más rápido de lo que bajaba jajaja.
    Sesamo Aventura, la zona infantil de Port Aventura
  • El Secreto de los Mayas, también conocido como el laberinto de espejos, que aunque parece una tontería, pasas un buen rato totalmente desubicado jeje.
  • La zona de juegos del Far West (que son de pago), como por ejemplo el tiro al blanco, en la que descubrí que mi verdadera vocación es la de sniper :p
    Imaginando que el blanco es Pere, todo es más fácil
  • Bubblebou, el espectáculo de las burbujas, bastante gracioso y original, merece la pena verlo.
    Bubblebou, un espectáculo muy divertido

     

  • Sand Animation, el espectáculo de la animación con arena, que a mi personalmente me aburrió un poco, mientras que Pere opina que se ve perjudicado por el hecho de que la historia que te cuenta está centrada en el aniversario del parque, que mucha emoción no tiene…
    Animación con arena con Daria Pushankina

     

  • El Templo del Fuego, un espectáculo muy al estilo Indiana Jones que nos pareció realmente emocionante, con un gran actor que consigue que te adentres totalmente en la historia.
  • Old Wild West, un espectáculo del oeste con extras de escenas de acción muy irregular, con un humor un poco Pajares & Esteso, pero que tiene ciertos momentos interesantes al recrear escenas complicadas que suelen ser realizadas por especialistas, como pueda ser por ejemplo saltar de un tejado.

En la parte negativa, solo mencionaríamos dos atracciones:

  • Stampida, el cual, pese a contar con un recorrido muy divertido (y más con el punto de competición que dan los recorridos en paralelo que hacen los vehículos azul y rojo), se ve perjudicado por el intenso traqueteo de la montaña rusa de madera que te deja casi con dolor de cabeza y con las cervicales un poco tocadas, al menos esa fue nuestra experiencia. La verdad es que este resultado lo había leído de Furius Baco, sin embargo por nuestra experiencia, colocando la cabeza correctamente en el respaldo, no sufrimos en este aspecto.
  • Ice Age: The 4-D Ride, la peor atracción de 4D de la historia, con diferencia. En primer lugar, porque gran parte de las imágenes son en tercera persona, con lo que pierde toda la gracia. Tampoco le ayuda la propia historia, que va avanzando de escena en escena de manera inconexa y confusa. En resumen, no perdáis el tiempo con esta atracción.

En cuanto a las colas, en temporada alta seguramente sea conveniente comprar algún tipo de pase exprés; en temporada baja, si podéis dedicar dos días al parque no nos parece necesario. De hecho, en la única atracción en la que nos encontramos una cola que nos pareciese excesivamente larga fue en el Furius Bacco. En el resto de las atracciones, el tiempo de espera nos pareció muy razonable.

Una crítica que hacemos al parque es que cobran demasiado por cosas que deberían estar incluidas en el precio de la entrada, o, en todo caso, ya que la gente quizá abusaría de éstas, deberían ser mucho más baratas, con un precio meramente simbólico. Por ejemplo:

  • Han instalado junto a las atracciones de agua unos secadores gigantes muy convenientes si visitáis el parque en temporada baja (en pleno verano seguro que se agradece el remojón, pero a finales de mayo puede que resulte excesivo) pero hay que pagar 2€ para poder usarlos.
  • También junto a las atracciones acuáticas han situado pistolas de agua fijas para que se pueda mojar a los que están disfrutando de las atracciones. Esto podría dar mucho juego, sobretodo en Angkor: Aventura en el Reino Perdido, pero al tener que pagar también 2€ por muy poco tiempo de uso de la pistola, hace que casi siempre estén sin uso.

En resumen, tanto las atracciones, como los espectáculos y decoración merecen perfectamente dedicarle dos días y disfrutar de todo el encanto del parque. Y más aún este año, que es el 20 aniversario, como te recuerdan continuamente con su pegadiza canción ♪♫ 20 port aventura, happy birthday to Port Aventura ♪ ♫ ♪ :p. Dicha canción también un papel preponderante en el desfile final, el cual está dedicado, como no, al aniversario. Si bien el desfile no es tan espectacular como el de otros parques que hemos visitado, al final la cancioncita se te pega y sigues cantándola aún cuando vuelves a casa jejeje.

Desfile fin de fiesta en Port Aventura, celebrando el 20º aniversario

Si tenéis disponibilidad de fechas tal vez os convenga coger una de las llamadas noches blancas, como hicimos nosotros, en las cuales el parque abre hasta las 2 o 4 de la mañana, según la fecha. Uno de los aspectos más interesantes de éstas noches blancas, además de poder explotar al máximo el parque, es que se complementa el desfile final con un magnífico juego de fuegos artificiales.

Fuegos artificiales, el colofón de la noche blanca de Port Aventura

Para terminar este apartado, queremos comentar que en el camino hacia la entrada al parque se ven las obras de construcción de Ferrari Land, un nuevo parque dentro del complejo de Port Aventura que se inaugurará en 2016… ¡Habrá que volver! ^_^

Un F1 de Ferrari, promocionando el futuro Ferrari Land

Comer en el parque

Como en todos los parques, la comida no es de lo más barato, pero bueno, siempre hay puestos de bocadillos accesibles, y sino… aunque en teoría no dejan pasar picnic, siempre podéis colar algo disimuladamente. Nosotros el segundo día llevamos pan y embutido, con los que nos hicimos unos sabrosos bocadillos en una zona de picnic (sí, no dejan llevarlo pero hay zona para ello).

Según tenemos entendido, los mejores sitios para comer barato pero con cierta calidad son:

  • “La Palma” de México – Hamburguesas
  • “El Bar de l’Estació” del Mediterráneo – Bocadillo de pollo a la plancha
  • “Happiness Station” en China y el Mediterránea – Helados

En cuanto a la bebida, que creo que es donde más sablan, hay que tener en cuenta que en todos los baños hay fuentes de agua de forma gratuita; no es que tenga muy buen sabor pero… ¡oye, es gratis! :p.

El primer día de visita, como nos interesaba ver la final de la Copa del Rey que se jugaba esa noche (al menos a Pere, a mi… no mucho), recogimos nuestra cena en el Chickens’ Stampida y nos fuimos a la zona habilitada para ver el partido. Para la ocasión instalaron una pantalla “gigante” que, la verdad, dejó mucho que desear. En primer lugar,  la pantalla no era precisamente gigante, era antigua y con muy mala definición. Además, la narración no se oía -aunque esto podía ser intencionado- y la retransmisión se cortaba constantemente. Pensamos que Port Aventura debería cuidar más estos grandes eventos, con mejores medios.

 

Vuelta a casa

Nuestro avión partía hacia Palma el lunes a las ocho de la tarde. En la planificación del viaje dudamos entre dedicar el último día al Aquatic Park (el parque acuático del complejo Port Aventura) o tomarnos el día de relax, volver a Barcelona con tranquilidad y ver qué podíamos hacer en la ciudad. Como entre una cosa y otra tampoco nos sobraba el tiempo, tomamos la segunda opción de modo que llegamos al aeropuerto al medio día para devolver el coche, e inmediatamente nos dirigimos al centro de la ciudad para comer en una pizzeria gracias a un plan que habíamos reservado mediante Fever. Desafortunadamente para nosotros, ese día era festivo en Barcelona y muchos establecimientos estaban cerrados, entre ellos dicha pizzeria (posteriormente Fever nos devolvió el dinero del plan). Para salir del paso, comimos frugalmente en un local KFC en el que aprovechamos una promoción con la que te ofrecían una pieza de pollo gratis.

Nos resarcimos con un Lunch para dos en Big J’s Burger, también reservado mediante Fever. En esta ocasión el local sí que estaba abierto y disfrutamos del menú; sin lugar a dudas, os recomendamos este establecimiento.

La decoración temática de Big J’s Burger

Sobre las seis de la tarde partimos de nuevo hacia el aeropuerto y llegamos a Palma ya con ganas de volver, sobretodo cuando se haya inaugurado Ferrari Land ^_^

 

En 2016 se inaugurará el Ferrari Land