Donde la oferta me lleve

Londres navideño, un fin de año muy especial

En las navidades de 2013 quisimos celebrar el fin de año de una forma muy especial, así que conseguimos unos billetes asequibles a Londres, un easyHotel claustrofóbico (ya que en estas fechas todo sube el precio), y nos dispusimos a entrar en el nuevo año de una manera inolvidable.

Navidad en Londres (2013)

Londres en estas fechas es digno de visitar, ya que toda la ciudad se engalana para la ocasión y se viven las fiestas de un modo extraordinario. Os relataré algunas de las cosas que podéis encontrar.

A pocos metros de Leicester Square, en Covent Garden, lugar que sinceramente no había tenido el placer de visitar con anterioridad, ponen un gran árbol de navidad decorando su entrada, en los laterales figuras hechas con setos, y en su interior una decoración de bolas navideñas gigantes, todo ello unido a una variedad de guirnaldas en los callejones y la agradable decoración de los establecimientos, que consigue crear un verdadero ambiente navideño.

Galería en Covent Garden, con decoraciones navideñas

En Trafalgar Square instalan un árbol, importante no por sus detalles y adornos sino por su tradición, se trata de un abeto que Oslo regala cada año como agradecimiento al apoyo británico durante la Segunda Guerra Mundial.

 

Árbol de Navidad en Trafalgar Square

Y por último, pero no menos importante, los eventos especiales:

Por un lado los clásicos fuegos artificiales de fin de año que se lanzan desde la London Eye, para verlo correctamente hay que situarse a las orillas del Támesis, nosotros nos situamos enfrente de la noria, pero ¡ojo! hay que llegar pronto para coger sitio, pues aunque los fuegos tengan lugar al tocar las doce de la noche, cuando ya está lleno, sobre las 20h aproximadamente, cortan la entrada. Otra posibilidad es verlo desde las pantallas que sitúan en Trafalgar Square, pero según he leído también cierran cuando está lleno, así que tampoco se puede ir en el último momento. Nosotros llegamos sobre las siete más o menos y nuestra gran cena fue un sándwich con patatillas jejeje, aunque hay que reconocer que amenizan la espera con música, un locutor y algunas imágenes que, al menos donde nosotros estábamos, proyectaban en el edificio de enfrente, que hace que no se haga tan pesado.

Fin de año en las orillas del Támesis

El desfile de año nuevo, nada que ver con lo que estamos acostumbrados, al menos con lo que solemos ver aquí en Mallorca que es gente andando sin gracia ni ganas :p, allí lo viven y lo sienten, todo el mundo feliz, gritando Happy New Year!, las majorettes animando, las bandas de música con sus mejores galas, coches de época y grandes carrozas que consiguen que las 3 horas que dura el recorrido se te hagan casi cortas.

Desfile de año nuevo en Londres

Nuestro único inconveniente fue que llovía, y aunque tuviéramos paraguas y en ocasiones parara, siempre acabas algo mojado y cogiendo frío. Aunque el hecho de que lloviera creo que hizo que no hubiera tanta gente y pudiéramos verlo sin problemas.

Desfile de año nuevo

Y Winter Wonderland en Hyde Park, podríamos decir que es una feria de atracciones con puestos de productos artesanales y otros de comida, pero también es mucho más, música en los locales, pista de patinaje y un ambiente único con la elegancia propia que caracteriza a la ciudad. En definitiva un lugar imprescindible si se visita Londres en esta época del año.

Entrada de Winter Wonderland